fbpx

11 Consejos para escribir más rápido tu libro

Cómo escribir rápido un libro

¿Estás empezando tu carrera como autor? ¿No tienes todo el tiempo que necesitarías para dedicar a tu libro? No te preocupes, en esta ocasión te vamos a presentar claves para escribir más rápido tu libro. No estamos hablando de mejorar tu velocidad de redacción (aunque algunos de estos consejos lo permitirán), sino de aprovechar al máximo tus momentos de creatividad.

Porque escribir más rápido no solo se traduce en teclea a mayor velocidad, sino en ser más ágil a la hora de plasmar tus ideas y que estas no se pierdan en el éter. Si ya tienes todo listo, este es el momento de comenzar.

1.- ¿Por qué escribir más rápido tu obra?

Escribir más rápido tu libro no solo se traduce en un reto con el que probarte que puedes ir a más velocidad de redacción, sino que también podrás aprovechar mejor el tiempo que tienes por delante. No se trata de meter prisas a tu creación literaria, sino de que al sentarse frente a la hoja en blanco no pierdas ni un solo segundo.

Porque, ¿cuántas veces no te ha pasado que tenías LA IDEA en tu cabeza, pero al desarrollarla en el papel no ha terminado de plasmarse? Las técnicas para escribir un libro más rápido no solo tienen que ver con tu capacidad motora, sino con el tiempo que pierdas. ¿Recuerdas la fábula de la liebre y la tortuga? Pues esto es muy parecido.

Otro de los beneficios de aprender cómo escribir más rápido es el cumplimiento de los plazos que te pedirán desde la editorial, haciendo que tu libro no se vea afectado por retrasos innecesarios y puedas cumplir con todos esos lectores que están deseando tener tu libro entre sus manos.

2.- Concéntrate, evita distracciones

Vamos a pensar que todos los días tienes unas dos horas que puedes dedicar a tu libro. Imagina que de esos 120 minutos, 80 los has pasado respondiendo mensajes, actualizando la página de noticias, o revistando catálogos online para ver si el capricho que quieres darte bajó de precio.

Por otro lado, otro escritor dedica 60 minutos diarios a su libro. De ellos, tan solo 5 son perdidos para beber algo, ir al servicio, u otras cuestiones mundanas. Si sumamos el tiempo total, ¿quién de los dos autores ha conseguido escribir más rápido? Como decimos, no se trata de velocidad, sino de eficiencia.

Tómate tu trabajo como escritor en serio, evita las distracciones y concéntrate todo lo que puedas cuando te sientes a esta labor. Esto también pasa por focalizarte antes de empezar frente a la hoja en blanco y mentalizarte, en lugar de entrar con dispersión.

3.- Usa borradores, más vale una idea en firme que una historia a medias

¿Qué quieres escribir? Vale, ya sabemos que tienes una idea en la cabeza. Pero, ¿cómo vas a plantearla? Siempre te recomendamos que plantees un borrador del libro, una suerte de storyboard literario con el que tener un punto de partida.  De esta manera tendrás una base sobre la que empezar a trabajar, un escalón firme sobre el que comenzar a subir peldaño a peldaño hasta tu meta.

Te sorprenderías de que escribir más rápido es posible si tienes un borrador desde el que partir. Aunque parezca que no, te recomendamos invertir algo de tu tiempo en este sentido para no perderlo después en otros menesteres.

4.- Plantéate rutinas de tiempo controlado

Es mejor que tengas una rutina de escritura fija, a los atracones de redacciones. Roma no se construyó en un día, tampoco quieras conseguir tu libro en una sola jornada. Trata de tener un momento siempre para dedicar a tu libro. Vale que igual no puedes avanzar en la trama, pero podrás centrarte en otros aspectos como el borrador, o la definición de personajes.

En cualquier caso, trabaja cada día un poco en tu libro para escribir más rápido. Aunque la velocidad a la que redactes si te pegas atracones sea mejor, el cómputo de horas total te demostrará que invertiste más tiempo del que pensabas.

5.- Trabaja tus ideas anticipadamente

No somos robots. No podemos ponernos en modo trabajo automáticamente. Por ello te recomendamos que, aunque sea en segundo plano, intentes dedicarles momentos a tu libro. No se trata de que dejes de lado otras labores, pero, si tienes un hueco, piensa en cómo conectar esos puntos de trama que se han quedado en el aire, o en qué les falta a esos personajes que no terminan de convencer.

De esta manera, ya tendrás en mente lo que quieres escribir y, por tanto, podrás hacerlo a un ritmo más rápido que si te sientas delante de tu lugar de trabajo y partes de cero.

6.- Revisa lo que has escrito perióticamente

Antes de mandar el manuscrito a una editorial, tendrás que revisarlo. ¿Has pensado alguna vez en la cantidad de tiempo que se invierte en sentarse delante de un manuscrito y repasarlo para encontrar errores? Por esto te proponemos un sistema: corrige los fragmentos que vayas creando en lugar de un conglomerado más grande.

Es decir, una vez que hayas terminado un capítulo, te aconsejamos que pienses en si conecta con el resto de la trama, si hay algún salto que no has percibido, o si existen incoherencias. Por supuesto, la revisión de ortografía no debe faltarte.

7.- Ejercítate física y mentalmente

Recuerda la máxima: men sana in corpore sano. Tu mente es la herramienta más importante a la hora de escribir un libro y para asegurarle un buen estado tienes que cuidar de tu cuerpo. Un poco de ejercicio de vez en cuando ayudará a que esa saturación que sientes se rebaje y puedas retomar la redacción a buen ritmo.

Porque cuando haces ejercicio no solo se fortalecen tus músculos, sino que tu mente también se beneficia al reducirse el estrés. También puedes apostar por actividades que te aseguren una desconexión de tu misión como escritor y que te permitan estar en estado óptimo para enfrentarte a tu manuscrito.

8.- Usar atajos de teclado

Aprender a escribir rápido con un teclado no solo requiere de agilidad motriz, sino de conocer los atajos del mismo. ¿Sabías que puedes borrar una línea entera, e incluso un párrafo, sin necesidad de seleccionar con el ratón? Desde los más básicos para copiar y pegar, hasta otros más desconocidos como el que te hemos explicado.

Te dejamos con este enlace en el que aprender varios atajos de teclado para el sistema Windows, y con este otro para sistemas Apple. Aunque puedan parecer algo enrevesados, créenos que terminarás por agradecerlo.

9.- Usar una buena aplicación para escribir

Vivimos en una época en donde las tecnologías se han hecho su hueco y ya no dependemos tanto de nuestras cualidades físicas como de la calidad de estos dispositivos y programas informáticos. Por ello, te recomendamos que apuestes por una buena aplicación para escribir tu libro, una pequeña inversión que seguro agradeces.

Por ejemplo, aplicaciones de ofimática hay muchas, pero, ¿todas ellas te aseguran almacenamiento en la nube para que puedas anotar desde otro dispositivo la idea que se te ha ocurrido? ¿Trabajan a la misma velocidad los textos? Parece que no, pero estos puntos pueden hacer que escribas más rápido en tanto que no pierdes tu valioso tiempo como autor.

10.- Hacer cursos de mecanografía

Un consejo para escribir más rápido a la vieja usanza. La práctica hace al maestro, y saber manejar un teclado es un gran paso para redactar a una mayor velocidad. Existen muchos cursos de mecanografía que te ayudarán en este sentido. De esta forma, tendrás claras nociones tan básicas como dónde se posicionan las teclas y ganarás en agilidad al moverte por ellas.

11.- Ten a mano un diccionario y recursos de consulta

Tienes la idea, sabes cómo va a continuar pero, llega la hora, y te falta una palabra adecuada para redactar tu pensamiento. ¿Qué haces? Si tuvieras a mano recursos de consulta rápida podrías saber si el concepto en el que has pensado se escribe así, o si estabas a punto de cometer una falta de ortografía.

Por supuesto, también tienes una fuente para consultar sinónimos y antónimos, así como espacios para saber si estás siguiendo un buen rigor histórico antes de meter la pata.

Publicado en Blog, Escribir
Carlos Rodríguez
Carlos Rodríguez
Su amplia experiencia en las ferias del libro le ha dado una idea clara de lo que buscan y necesitan los autores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.