fbpx

5 pasos para crear la portada de tu libro

Cómo crear una portada en 5 pasos

Dicen que un libro no se debe juzgar por la portada, pero vamos a ser realistas. Este elemento ayuda a vender, o al menos a atraer los ojos de aquellos lectores que buscan una nueva lectura. Aquí se avanza parte de la trama y se permite que cada persona se haga una imagen de lo que está por venir. En definitiva, estamos hablando de una primera toma de contacto visual.

Si llegado a este punto te estás preguntando cómo crear la portada de tu libro, nosotros te ofreceremos una serie de pautas con las que tener éxito. Desde las herramientas que vas a necesitar, y con las que a menudo trabajan los profesionales del sector editorial, hasta aspectos legales que te recomendamos aprender bien para evitar problemas.

Además, con estos consejos para crear la portada de tu libro, no solo podrás diseñarla (en el caso de que te decidas por ello), sino que podrás crear bocetos con los que guiar a la editorial con la que vayas a trabajar a la hora de transmitirle lo que has pensado.

Sigue así, en este artículo veremos:

▷ Conceptos básicos antes de empezar
▷ Qué cosas necesitas para diseñar una portada
▷Programas o Apps útiles de diseño
▷ 5 pasos básicos a seguir
▷ No te olvides de la contraportada y el lomo

Conceptos básicos antes de crear la portada de tu libro

Para empezar a trabajar en la portada de tu libro será necesario que tengas muy en cuenta los siguientes conceptos:

Derechos de autor ¿Te pertenece la obra? ¿Tienes los derechos de reproducción?
¿Cómo es tu libro? ¿Orientación vertical u horizontal? ¿De qué género es?
¿Vas a pagar? Servicios y herramientas más profesionales requieren de inversión

Derechos de autor.

¿A quién va a pertenecer la portada de tu libro, una vez que sea diseñada? Es muy importante que aclares estos conceptos, en especial si has encargado esta tarea a terceras personas, o si la has creado tú y decides publicar con una editorial. En caso contrario, puedes encontrarte con dificultades a la hora de repartir dividendos. También es necesario tener en cuenta el apartado de derechos de autor a la hora de usar imágenes para crear tu portada. Mucho cuidado, fíjate en las licencias, si son de libre uso o para utilizar a título personal pero comercialmente.

Diseño del libro

No todas las portadas de diseñan igual, y el primer paso que debes tener claro es en qué formato se va a publicar tu libro. Sin irnos más lejos, ¿será horizontal o vertical? ¿Tapa dura, blanda, o edición rústica? Por supuesto, también si va a ser publicado en papel o solo en versión electrónica, ya que la gama de colores que uses para crearla va a ser muy diferente en ambos casos.

Inversión

Ten en cuenta que servicios, u opciones, realmente profesionales en el diseño de portadas para tu libro van a requerir de una inversión. Estamos hablando desde el pago de licencias en el caso de programas informáticos como los mencionados, o para acceder a las herramientas más avanzadas.

¿Qué se necesita para diseñar la portada de un libro?

Para crear la portada de un libro solo se necesita tener claro la idea de la obra. Esto abarca desde el género por el que se apueste, hasta por la sinopsis. Este concepto clave, es el que se debe transmitir con este primer contacto visual. Por ejemplo, si se el contenido es humorístico, la tipografía y los colores, así como las imágenes, serán distintos de una biografía o de un ensayo.

Es el autor quien mejor conoce el libro que ha escrito y esto debe transmitirlo a la hora de crear la portada. En el caso de que se cedan estos servicios a un profesional, o que optes por confiar en el correspondiente departamento de la editorial con la que hayas firmado el contrato, estos conceptos son una información muy valiosa.

Otra cosa que vas a necesitar para diseñar la portada de tu libro es un título para el mismo. No es ninguna broma, recuerda que además de las imágenes que informen de lo que está por venir, el nombre de tu obra ocupará un lugar importante en esta zona. Por este motivo, no te excedas a la hora de elegirlo, ni tampoco te quedes corto.

Programas o Apps que te ayudarán a crear la portada

Para poder hacer la portada de tu libro vas a necesitar algún programa de diseño, o de maquetación. Estos son algunos de los que te ofrecerán un servicio profesional y que se utilizan en muchas editoriales:

  • Adobe Photoshop: El programa más famoso para retocar fotografías y para crear cartelería. Ofrece numerosas herramientas para que puedas diseñar la portada de tu libro y, lo que es más importante, exportarla en formatos apropiados para mandarla a imprimir o para insertarla junto al resto. Incluso, si tus conocimientos de Photoshop son escasos, podrás crear bocetos sencillos con los que ir orientando a los profesionales del diseño de la editorial.
  • Adobe Indesign: Otro programa propiedad de Adobe que te puede ser muy útil a la hora de crear y diseñar tus portadas. Se trata de un programa de maquetación y diseño que ofrece opciones más profesionales dentro de los objetivos editoriales. Lo mejor de todo es que internet te ofrece una gran cantidad de plantillas que podrás modificar a tu gusto, en lugar de comenzar desde cero.
  • Canvas (Gratuito): Programa online que parte de plantillas o del uso de distintas formas prediseñadas con las que podrás crear la portada de tu libro de manera sencilla, rápida y creativa. Además, ofrece numerosas opciones gratuitas con las que empezar a trabajar y, si precisas de más servicios, puedes acceder a sus posibilidades de pago.
  • De forma manual:  ¿Tienes dotes artísticas? ¿Te has planteado diseñar tu propia portada a mano? Esta es una buena opción, recuerda que existen varias formas de digitalizar este material físico. No descartes esta opción, incluso si en lugar de hacerlo tú, tienes que recurrir a otras personas.

Sigue estos 5 pasos básicos para crear la portada de tu libro

Para crear la portada de tu libro será necesario que sigas una serie de pasos como los que te mostramos a continuación:

  1. Encontrar la inspiración: Si has escrito un libro de un género en concreto, estamos seguros de que antes de hacerlo has leído bastantes obras del mismo. ¿Qué mejor fuente de información que esta? Toma nota de los elementos, su composición y fuentes empleadas para escribir el título. Pero, ¡ojo! No te estamos animando a hacer una copia, atrévete a innovar un poco y a darle un toque personal.
  2. Imagen, ¿sí o no?: No todas las portadas deben llevar una imagen ilustrativa de la trama o que permita intuir el contenido de un libro. No siempre debes incluirla, hay títulos que ya de por sí pueden ser muy sugerentes, o incluso jugar con la disposición de las letras de modo que estas llamen la atención de todo aquel que pose sus ojos en ellas.
  3. El título: A colación de lo que decíamos en el punto anterior, el título de tu libro debe ocupar un lugar importante en la portada ya que no solo va a llamar la atención de un posible lector, sino que además puedes conquistarlo desde primera hora. Piensa, por ejemplo, en una edición de Drácula en la que se hubiera jugado con el tamaño y disposición de las letras para que parecieran una boca con colmillos.
  4. Crea varias versiones: Prueba con distintos tamaños, colores, presencia de imágenes, mostrar solo el título en la portada de tu libro, etc. Diseña varias versiones ya que cada persona es un mundo, y a cada cual le puede parecer atractiva una opción, u otra. Por ello, crea varias versiones, juega con los colores, sé creativo y, vayamos al siguiente paso.
  5. Busca opiniones: Como te hemos dicho, a la hora de diseñar y crear la portada de tu libro no te quedes con la primera propuesta. Piensa en varias y presenta el resultado final a otras personas que harán las veces de lectores cero, pero en este caso para evaluar la calidad de estos elementos con los que establecerás un contacto visual.

Diseñar contraportada y el lomo de un libro

Diseño total de cubierta, portada y contraportada

Diseño de uno de nuestros libros que incluye: Portada, contraportada y solapas

Diseñar la contraportada y el lomo de tu libro también es parte del enamoramiento, a primera vista, con tus lectores. Piensa que ya tienen tu obra en sus manos, que se les ha entrado curiosidad con lo que han visto. ¿Qué crees que harán antes de empezar a hojear el interior? ¡Exacto! Terminar de evaluar el exterior de la obra. Aunque sea breve este vistazo, la parte posterior es un buen reclamo.

Si las primeras impresiones son buenas, imagínate qué puede suceder si la segunda es todavía mejor. No caigas en el error de ofrecer demasiada información sobre el libro, la contraportada de tu libro debe contener una sinopsis breve que enganche, todavía más, y haga que el siguiente paso sea abrir la obra y empezar a leer.

Por el contrario, si incluyes demasiado texto, el lector perderá todo el interés que le hayas generado con el diseño de la portada de tu libro. Se trata de generar emoción y atención de cara a que busque todo lo que le falta en el interior de la obra.

Recuerda que la contraportada de tu obra es un complemento de la portada de tu libro. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que debes apoyar la información que ya has dado, por lo que no es aconsejable que repitas el título, sino que como si fuera un periódico, aquí se diera el primer párrafo tras el titular y sirva al lector para ponerse en contexto.

También, precisamente, fruto de esta conexión entre ambos elementos, te animamos a que respetes cierta consonancia entre portada y contraportada. Esto supone que elijas colores complementarios, y tonos que se complementen. Se trata de llamar la atención, no de hacer daño a la vista.

 

Lectura recomendada: ¿Cómo elegir la mejor distribución para tu libro? 

 

Publicado en Blog, Editar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *