Cómo escribir un cuento infantil

cómo escribir un cuento infantil
Cómo escribir cuento infantil… Ni es un género menor ni es sencillo. El escritor de literatura infantil debe convertirse en un niño, tener la capacidad de entretener y enseñar mostrando una historia atractiva.

Se llama cuento a una narración breve de ficción. Si se destina a niños estamos ante un cuento infantil. El cuento infantil es un género tradicional que suele tener una base educativa importante, ya que no solo se hace con el fin de entretener, también busca introducir a los más pequeños en la lectura. A la hora de plantearnos cómo escribir un cuento infantil hay que tener en cuenta esta doble función, de ahí que sea un trabajo de responsabilidad.

PUBLICA TU CUENTO INFANTIL

La historia de la literatura está llena de grandes escritores de cuentos infantiles. En algunos casos son autores que se han centrado en este subgénero en concreto, pero también hay buenos escritores de cuentos infantiles que han combinado esta actividad con la literatura para adultos. Conoce a 10 escritores de cuentos infantiles.

Muchas de las obras que hoy llegan a las editoriales son cuentos infantiles. La literatura infantil además mantiene buenas cifras de ventas, ya que los padres son conscientes de la importancia de que los más pequeños lean o de leer libros a sus hijos, por lo que el cuento infantil supone el centro de una interesante actividad familiar.

Si buscas escribir un libro tendrás que tener en cuenta la temática y, en este caso concreto, si quieres ampliar información sobre cómo escribir un cuento infantil hemos preparado esta lista de consejos con algunas de las claves sobre la creación de este tipo de literatura.

 

Cómo escribir un libro infantil

Lee cuentos infantiles

Antes de empezar con el proceso de escritura, creemos que es importante conocer el género en cuestión. Es algo fundamental siempre que se escribe cualquier obra literaria. Por ello, el escritor de cuentos infantiles debe leer cuentos infantiles, tanto cuentos tradicionales como libros infantiles actuales. No te quedes solo en esos cuentos que todos conocemos o que leíste en el colegio, sondea que funciona hoy en el sector editorial.

Conviértete en un niño

Para poder llegar con una historia al lector, hay que conocer a la persona que está al otro lado, en el caso de cómo escribir cuentos infantiles, el escritor debe convertirse en un niño. Por un lado, hay que fijar la edad concreta del público al que se dirigirá la historia y en base a ello, enfocar el vocabulario, la temática o los personajes. Pero además hay que componer una historia entretenida y que llame la atención. También tiene que gustar a los padres que serán quienes compren el libro para sus hijos.

Piensa en positivo

El argumento del cuento se debe pensar en positivo. El final debe ser feliz, cuando escribimos para niños no podemos finalizar con un final trágico, podría ser traumático para el niño. Pero también debemos trasladar una enseñanza, que tenga una moraleja, aunque esto nunca se debe confundir con el adoctrinamiento, no hablamos de ideologías, sino de aprendizajes para la vida.

En el libro el niño debe encontrar diversión, aventura, llevarse una alegría o tener un modelo a seguir en sus protagonistas.

 

Moldea un mundo a tu antojo

En el cuento infantil el autor puede moldear el mundo a su antojo y eso da mucho margen de maniobra. Esto se consigue con la imaginación y hay que recordar que la imaginación de un niño no tiene límites. Es importante tener esto en cuenta para cómo escribir un cuento infantil. Si situamos la historia en un mundo donde el cielo es rojo, hay niños con cuatro brazos o perros de 2 gigantes, tendrá cabida e incluso serán elementos que llamarán la atención a los pequeños lectores.

 

Estructura la narración en ese nuevo mundo

Y dentro de ese mundo que has creado, deberás situar y estructurar la narración. En los cuentos infantiles, poco queda por inventar, incluso existen estudios sobre los cuentos tradicionales que advierten que las estructuras se suelen repetir. Echa un vistazo a las funciones de Propp, prueba a combinarlas e incluso atrévete a incorporar alguna nueva. Además,  estas funciones son generales y tú puedas concretarlas para tu mundo y tus personajes. También deberás decidir si hablas en primera, segunda o tercera persona.

 

Brevedad

Los cuentos infantiles son breves porque los niños y niñas no son capaces de mantener la atención en un mismo tema durante mucho tiempo. Por lo tanto, hay que tener presente este aspecto, pero ¿cuánto debe extenderse un cuento infantil? Dependerá de la edad a la que vayan destinados o de la función que quieras que cumpla. Si es un cuento para edades tempranas puede que ni siquiera necesite palabras, y a partir de ahí iríamos en progresión. Para una edad media, con unas 1.000 palabras podríamos tener un cuento muy razonable.

 

Coordinación con las ilustraciones

Hay escritores de cuentos infantiles que antes de ponerse a redactar la historia visualizan las imágenes que ilustrarán la historia. También hay quien se vale de algunos bocetos o esquemas para ir generando el cuento en consonancia con la historia. La coordinación entre textos e ilustraciones es fundamental para que un cuento infantil sea un éxito. No obstante, si lo tuyo es escribir, puedes centrarte en el texto y una vez finalizado poner la historia en manos de la editorial o de un ilustrador para que capte ese mundo que has creado en tu cuento. Si es bueno, sabrá transmitir tus intenciones.

 

Revisión y corrección

Al igual que ocurre en cualquier libro, el proceso de revisión y de corrección del cuento infantil es vital. No solo en cuanto a conseguir un libro limpio de erratas, sino para asegurarse un estilo y vocabulario óptimo para el público al que se dirige, así que si te planteas cómo escribir un cuento infantil recuerda que un paso obligatorio debe ser el de la revisión, tanto tuya propia como la de personas externas.

 

Puesta a prueba con el público

El revisor más importante para un cuento infantil es el público final. Antes de publicar un cuento infantil, este debería ser probado con sus potenciales lectores. La escritora de cuentos, María del Carmen Fernández, nos contaba que ella siempre pone a prueba las historias que escribe con sus hijos. En tu caso, si no tienes hijos, puedes valerte de sobrinos, niñas de amigos o alumnos de algún centro escolar cercano. Es fundamental que entiendan la historia y que les guste, es lo que hará bueno tu cuento.

PUBLICAR UN CUENTO INFANTIL

¿Tienes ya experiencia escribiendo cuentos infantiles? ¿Buscas publicarlo? ¿Necesitas un ilustrador? ¿Quieres que lo valoremos? Envíanos tu manuscrito.

 

[Total:2    Promedio:5/5]
Publicado en Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *