fbpx

Cómo encontrar a un lector cero

Lector cero o beta reader

Terminar de escribir un libro no es sinónimo de enviarlo a una editorial para publicarlo. Desde que se escribe el punto final hasta que llega a las manos de un editor hay varios pasos intermedios, y uno de los más importantes es detectar posibles errores, faltas de ortografía o detectar elementos que dificulten la lectura.

Si bien nunca está de más hacer una revisión, o dos o tres, después de haber concluido la escritura de un libro, también es aconsejable contar con un lector cero. En especial, para los autores noveles, es aconsejable mostrar su manuscrito a estas personas para contar con una crítica positiva de cara a su obra. Y es que, después de tanto tiempo encerrados entre las páginas a redactar, la propia visión y objetividad pueden estar algo viciados.

¿Quién y qué es un lector beta?

Se podría definir al lector cero o beta reader como aquella persona que revisa manuscritos con el fin de resaltar posibles fallos que impidan que un libro esté en condiciones de ser publicado. Se trata de alguien acostumbrado a la lectura y que conoce bien el género de la obra que se le presenta. Su figura ha ido cobrando importancia en los últimos años, llegando incluso a profesionalizarse.

No hay que confundir al lector cero con el corrector ortotipográfico. En este caso hablamos de una figura que lee la obra y da una opinión sobre la misma, probando la calidad del manuscrito. Se tratará de una opinión personal y subjetiva, pero respaldada por la experiencia de haber nadado entre libros durante mucho tiempo.

Tampoco hay que confundir la labor de un lector cero con la del informe de lectura. En el primer caso lo que obtendrás es una valoración similar a la del target a la que se dirige tu libro, en el segundo lo que consigues es una valoración de una editorial en la que se te indica si tu manuscrito tiene las características necesarias para ser publicado.

¿Por qué necesitas un lector cero?

Si la opinión del lector cero es subjetiva, ¿por qué vas a necesitarlo? ¿No sería mejor una visión objetiva? Hay que tener en cuenta que si bien es una perspectiva personal, esta debe venir avalada por la trayectoria de esta persona. Es decir, se tratará de alguien que conoce el género literario sobre el que has escrito y las normas que lo rigen.

De esta forma, además de tu propia visión como autor, contarás con la de un lector como el que podría llegar a comprar tu libro. Y, siempre es mejor contar con esta crítica potencial, antes de que inviertas en la publicación y distribución de tu obra. En especial, si eres un escritor novel que no cuenta con ninguna valoración sobre sus textos.

Por este motivo, te recomendamos que no solo cuentes con un lector cero, sino que también trates de contactar con varios de ellos para que no te quedes con una sola visión. Lo ideal es que al menos 5 de ellos se hayan sumergido en tu manuscrito, y respondan a un cuestionario sobre el mismo.

Entre las preguntas que no deben faltar a un lector cero: ¿qué te ha parecido mi libro?, ¿qué fallos crees que destacan más?, ¿cuál crees que es el mejor valor de mi libro?, ¿crees que existen otros libros similares a mi libro?, ¿hay momentos en los que desconectaste de mi libro?, cuál crees que es el mayor error de mi libro?, ¿cuento con un estilo apropiado para el género de mi libro?

Preguntas para el lector cero

Cualidades del lector cero

A lo largo de tu aventura literaria te encontrarás con varias personas que se ofrecerán para ser tus lectores cero, sin embargo, debes tener en cuenta una serie de características para decidirte por una opción u otra. Entre otras, cualidades, tendrás que tener en cuenta las siguientes:

  • Sinceridad: El lector cero debe darte una opinión sincera. La subjetividad no está reñida con esta cualidad. Por eso, como reza el viejo refrán “quien bien te quiere, te hará llorar”. En este caso “el buen lector cero, te ha de criticar”.
  • Lector habitual del género que escribas: Un lector de ciencia-ficción no es aconsejable si has escrito un libro de poesía,  y viceversa. De esta forma te acercarás también a la visión que tiene el target al que se dirige tu obra
  • Constructivo: Un lector cero debe aportar críticas constructivas, no debe sacar fallos de donde no los hay. Al fin y al cabo se trata de encontrar una visión que permita mejorar la calidad del manuscrito, no minar la moral del autor.

Tipos de lectores cero

Se pueden diferenciar dos grupos de lectores ceros, aquellos que llevan su pasión por la lectura y por un género concreto al punto de querer ayudar a autores en la medida de lo posible (amateurs) y los que han profesionalizado esta actividad al punto de ofrecer un servicio completo.

  • Lector cero amateur: Se trata de un apasionado de la lectura, de un género concreto, que ofrece sus servicios como lector cero de forma altruista a los escritores noveles. Habitualmente solo piden una copia del manuscrito o, llegado el caso, de la obra una vez publicada. Ten en cuenta de que su tiempo de actividad quedará supeditado al de otras rutinas como su trabajo habitual, por lo que tendrás que ajustarte a su agenda y no habrá un tiempo acordado.
  • Lector cero profesional: En este caso hablamos de personas que han llevado a un nuevo nivel el oficio de lector cero. Suelen ser escritores  con cierta trayectoria dentro del género por el que hayas apostado. En este caso tendrás que realizar una inversión económica, pero te ofrecerán informes detallados en donde se centrarán en aspectos claves. También respetarán los términos acordados en el contrato para leerse su manuscrito.

Diferencias lector cero amateur vs profesional

AMATEUR PROFESIONAL
No cobra Cuota de contratación
Lector habitual del género que escribes Escritor con trayectoria en tu género
Tendrás que adaptarse a su agenda, no hay tiempos preestablecidos Podrás concretar los plazos de lectura y entrega de informes

 

¿Cómo contactar con un lector cero?

Si ya te has decidido a contar con los servicios de un lector cero, es el momento de contactar con ellos. Si no sabes cómo hacerlo, te facilitamos algunos consejos para que puedas localizar a este apoyo en tu aventura literaria:

  1. Redes sociales: En plataformas como Goodreads podrás dar con lectores amantes del género sobre el que hayas escrito. Además podrás revisar su actividad y sus valoraciones sobre otros libros de tu mismo estilo y saber si es la persona que necesitas para ayudarte como lector cero.
  2. Tu grupo cercano: En ocasiones basta con que gires la cara para ver si en tu grupo de amigos, familia o compañeros de trabajo puedes encontrar un lector cero. Seguro que dentro de este círculo das con la persona adecuada para que te brinde una crítica constructiva sobre tu manuscrito.
  3. Foros literarios: Recordemos que el lector cero es un apasionado del mundo literario, por lo que no es de extrañar que podamos encontrarlo en estos portales. De hecho, incluso podemos aprovechar las muchas salas de los foros dedicados al universo del libro para solicitar la ayuda de una de estas personas.
  4. Bibliotecas y grupos de lectura: Al igual que los foros literarios, estos espacios físicos te permitirán encontrar personas interesadas en el género sobre el que escribes. Con amabilidad y educación podrás pedir esta ayuda y plantearles la opción de ser tus lectores cero.
  5. Profesionales:  En internet encontrarás varios profesionales dedicados al oficio de lector cero. En cualquier caso, podrás preguntar a la editorial en la que vayas a publicar si tiene contacto con alguna de estas personas para poder acercaros y poder empezar a trabajar juntos.
Publicado en Blog, Escribir
Carlos Rodríguez
Carlos Rodríguez
Su amplia experiencia en las ferias del libro le ha dado una idea clara de lo que buscan y necesitan los autores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *