¿Cómo se escribe un poema? ¡Repasamos los principios!

como-se-escribe-un-poema

¿Cómo se escribe un poema? Gran pregunta. Aunque la poesía es arte, a veces improvisación y sentimiento, detrás existen diferentes elementos que la clasifican en un tipo u otro. La forma de componer los versos, el número de estrofas, el ritmo o el tipo de rima influyen en gran medida a la hora de cómo se hace un poema.

La poesía puede cumplir unas normas de métrica o rima o puede ser libre. Los expertos señalan que mientras mantenga un ritmo, seguirá siendo poesía. E incluso hay también prosa poética. Vamos a analizar las características principales para comprender la complejidad y belleza de los poemas.

 

Conceptos básicos de poesía

En primer lugar es importante que tengamos claro todos los elementos que componen un poema.

Verso: cada línea o renglón de un poema.

Estrofa: conjunto de versos, sería lo que un párrafo en prosa.

Rima: coincidencia de sonidos entre verso y verso. Puede ser rima consonante, cuando coinciden vocales y consonantes o rima asonante, cuando solo coinciden vocales. En el caso de que no exista coincidencia de sonidos, se conoce como rima libre o blanca. Lo vemos con un ejemplo

Rima asonante:

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña.
Rima consonante:

Aunque la mona se vista de seda,
mona se queda.
Dentro de una composición con rima asonante o consonante podemos encontrar también versos que no riman entre ellos, estos se conocen como versos sueltos.

Rima blanca:

Cual suele el ruiseñor con canto triste
quejarse entre las hojas escondido
del duro labrador que cautamente
le despojó su caro y dulce nido
de los tiernos hijuelos.

No obstante, aunque la rima sea blanco o libre, el poema puede seguir una métrica, se conocerán en entonces como versos blancos. En caso de que tanto el poema como la métrica sean libres, se denominarán versículos.

 

Cómo se escribe un poema: la métrica

Sí, ya has visto anteriormente que el otro elemento importante además de la rima es la métrica de un poema. A la hora de escribir un poema no solo hay que prestar atención a la rima, sino también a otro concepto básico a la hora de cómo se hace un poema: la métrica.

Métrica: suma de sílabas de un verso. Un verso se mide por su número de sílabas. Eso sí, hay excepciones. Si la última palabra del verso es aguda, se le sumará una sílaba más, si es llana se mantendrá y si es esdrújula se restará una. Asimismo, en determinados casos se unen determinadas sílabas, incluso de distintas palabras que terminan y empiezan por vocal.

A la hora de unir o separar sílabas, también debes tener en cuenta los siguientes elementos.

Sinalefa: unión en una sola sílaba de la última sílaba de una palabra con la primera sílaba de la siguiente en caso de que coincidan sonidos vocálicos.

Hiato: recurso que evita caer en la sinalefa. Aparece cuando las sílabas no reúnen condiciones para unirse y se cuentan como dos sílabas diferentes.

Diéresis: es el procedimiento que rompe el diptongo para convertir una sola sílaba en dos.

Sinéresis: fenómeno poético que permite unir en una sílaba dos vocales que, a simple vista, deberían ir separadas al presentar un hiato.

 

Clasificación de versos por número de sílabas

Según la suma de sus versos, podemos clasificar las poesías como arte menor o arte mayor. Los primeros son aquellos versos que tienen hasta ocho sílabas y los segundos, aquellos que superan esta cifra.

Versos de arte menor:

  • Tetrasílabos: 4 sílabas.
  • Pentasílabos: 5 sílabas.
  • Hexasílabos: 6 sílabas.
  • Heptasílabos: 7 sílabas.
  • Octosílabos: 8 sílabas.

Versos de arte mayor:

  • Eneasílabos: 9 sílabas.
  • Decasílabos: 10 sílabas.
  • Endecasílabos: 11 sílabas.
  • Dodecasílabos: 12 sílabas.
    Alejandrinos: 14 sílabas.

Versos alejandrino: verso de 14 sílabas compuesta por dos partes (hemistiquios) de siete silabas cada uno con acento en la sexta y decimotercera sílaba.

Ejemplo:

¡Pobrecita princesa // de los ojos azules!
está presa en sus oros, // está presa en sus tules.
en la jaula de mármol // del palacio real,
el palacio soberbio // que vigilan los guardas,
que custodian cien negros // con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme // y un dragón colosal.

Sonatina de Rubén Darío

 

 

Cómo se escribe un poema: el ritmo

Ritmo: melodía de un poema.

Se dice que independientemente de tener o no tener rima, de cumplir o no cumplir normas métricas, un poema siempre debe tener ritmo. El ritmo se puede conseguir por varias vías, fundamentalmente por la repetición fonética con repetición de palabras o sonidos o por repetición de las sílabas acentuadas en cada verso, así como por las pausas. El ritmo es lo que otorga musicalidad a un poema ayudando a que se recuerde.

Otra cuestión que colabora con el ritmo son los encabalgamientos de un poema.

Encabalgamiento: ajuste entre la pausa versal y la sintáctica. El encabalgamiento se produce cuando un verso no tiene pausa al final del mismo, es decir, cuando no tiene signo de puntuación al final del verso y hay que continuar leyendo sin pausa en el siguiente.

El encabalgamiento suave no tiene pausa hasta el final del verso siguiente.

Con tanta mansedumbre el cristalino
Tajo en aquella parte caminaba.

El encabalgamiento abrupto tiene signo de puntuación mediado el verso siguiente.

La muerte es un suplicio
banal, si se compara
con este andar a tientas…

Frente al encabalgamiento, la esticomitia es la correspondencia entre frases y versos, cuando el final de cada verso lleva punto.

Toqué la creación con mi frente.
Sentí la creación en mi alma.
Las olas me llamaron a lo hondo.
Y luego se cerraron las aguas.

 

Poesía según el número de versos

Seguimos en el proceso de cómo se hace un poema. Ahora que ya conocemos en más profundidad las estrofas que componen un verso y sus medidas es momento de clasificarlos según su extensión. Bien. Podemos continuar avanzando y clasificar los poemas según sus medidas. Algunos serán muy conocidos y otros seguro que te suenan. Vamos a estudiar los más comunes.

En función del número de versos de un poema, se clasifican de la siguiente forma:

 

  • Pareado. Compuesto por dos versos de arte mayor o menor y por norma general suelen ser de rima consonante, aunque por qué no, puede haberlos de rima asonante.
    Recurramos al ejemplo anterior: Aunque la mona se vista de seda, mona se queda
  • Terceto. Como se deduce, está compuesto por tres versos, en este caso de arte mayor, en el que la rima es consonante en el primer y tercer verso y el segundo suele quedar rima libre. Si se detectan tercetos encadenados, el primer verso libre suele rimar con el segundo y el tercero en las siguientes estrofas. Por ejemplo:

El aspereza, que el rigor del cielo A
usa conmigo en soledad tan larga B
llena de llanto, falta de consuelo, A

hace que tenga por pesada carga, B
la que por dulce vida un tiempo tuve, C
y ahora me parece muerte amarga. B

Mientras con la esperanza me entretuve, C
y al corazón de tu favor hambriento D
con la palabra dada, y fe mantuve, C [..]

Vicente Espinel

Cuatro versos. En esta categoría podemos diferenciar varios:

  • Cuarteto: son cuatro versos de arte mayor y rima consonante. En primer verso rima con el cuarto, y el segundo con el tercero.
  • Serventesio: arte mayor y rima consonante pero cambia el orden de los versos. El primero rima con el tercero y el segundo con el cuarto.
  • Cuarteta: igual que el serventesio salvo que la rima es de arte menor.
  • Redondilla: igual que el cuarteto pero con la rima de arte menor.

Cinco versos. Al igual que las estrofas de cuatro versos, se diferencian varios tipos.

  • Quinteto: cinco versos de arte mayor, rima consonante. Lo curioso de este tipo es que ningún verso puede quedar suelto, ni rimar los tres seguidos. Por consiguiente, tampoco los dos últimos pueden conformar un pareado.
  • Quintilla: misma estructura que el quinteto pero se trata de versos de arte menor.
  • Lira: estrofa compuesta por cinco versos de 7 y 11 sílabas y con rima consonante.

Seis versos. Diferenciamos dos tipos.

  • Sextina: estrofas compuestas por seis versos de arte mayor sin rima fija
  • Copla de pie quebrado: seis versos de 4 y 8 sílabas, con rima consonante.

Tipos de poemas más significativos

Soneto

14 versos de 11 sílabas formados por dos cuartetos y dos tercetos y su rima suele ser ABBA-ABB o ABAB-ABAB y los tercetos suelen ser CDC-DCD y CDE-CDE.

Romance

Poema compuesto por versos de ocho sílabas, con rima asonante siendo los versos pares los que riman y los impares libres.

Como ejercicios para escribir poesía nos parecen interesantes todas las pruebas que puedas hacer sobre componer poemas de cada uno de estos tipos, te valdrá para ir soltándote en el complicado, pero apasionante mundo de la poesía.

Cómo se hace un poema: conclusión

Como ves, tipos de poemas hay muchos. No hay un método único sobre cómo se escribe un poema. Puedes jugar con métricas, rimas, versos blancos, versos sueltos, hacer verso libre o versículos, probar diferentes ritmos o estrofas… pero intenta siempre dotar a tus poemas de una musicalidad y de jugar con el lenguaje connotativo, es decir, aquel que no se limita al significado de las palabras que viene recogido en el diccionario. Podrás utilizar figuras retóricas, otro elemento muy importante de la poesía que dará para otro post aparte.

¿Te ha gustado este artículo?
[Total:10    Promedio:4.2/5]

 

Publicado en Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *