San Valentín: Carlos de Orleans, el autor de la primera carta de amor en un 14 de febrero

San Valentín no sería lo mismo sin esta carta de amor

“Hoy es el día de los enamorados, con ansias y esperanzas de un querer // por eso, teniéndote a mi lado tu amor en este día lograré”, así rezaba el estribillo de la popular canción que cada 14 de febrero se sintoniza en los reproductores de muchas parejas. San Valentín es la jornada dedicada este sentimiento de unión, 24 horas en donde las palabras bonitas y los detalles son la tónica habitual.

Detalles como una romántica carta donde cada enamorado, o enamorada, hace saber a la otra persona cuánto la quiere. Una página donde, con mayor o menor destreza, los sentimientos quedan a flor de piel. Sin embargo, ¿cuál fue el origen? ¿Quién fue el precursor de estas epístolas tan comunes en San Valentín? Si estás pensando en alguna empresa de venta de postales o tarjetas, ¡fue un preso!

Pero no un preso cualquiera, el primer autor de una carta de amor por San Valentín fue el Duque Carlos de Orleans. Una epístola que, sin saberlo, iba a transformarse en una tradición en la que seguramente hayas participado hoy (o en pasados 14 de febrero). ¿Quieres conocer esta historia? ¡Sigue leyendo!

Carta a su amada

La primera carta de San Valentín, de la que se tenga constancia, se remonta a los inicios del S.XV. Francia e Inglaterra se enfrentaban en la Guerra de los 100 años, conflicto en el que fue apresado el Duque de Orleans. Un cautiverio que  duró un cuarto de siglo, tiempo durante el que el noble que ocupa nuestra historia redactó varias epístolas a su amada, Bonne de Armagnac.

En una de ellas, enviada en 1415, quedaban escritos los siguientes versos: “Ya estoy cansado del amor, mi muy gentil Valentín. Para mí naciste muy tarde. Y yo, para ti, nací demasiado pronto.” Si bien la carta (que se guarda en los archivos de la Biblioteca Británica de Londres) se extiende durante más párrafos, este en particular es el que ha pasado a la historia. Es en estas líneas donde Carlos de Orleans se refiere a su amada como “mi San Valentín”, expresión que desde entonces empezó a usarse para denominar a la persona querida.

¿Por qué esta mención a San Valentín? Hay que remontarse al pontificado de Gelasio I, quien decidió que el 14 de febrero se celebrase un día para celebrar el amor en la pareja, como recuerdo a aquel sacerdote martirizado por defender el matrimonio cristiano en la época de Claudio II. De esta forma, el entonces Papa también suplía una fiesta pagana fechada para la misma jornada.

Y sentimos revelarte que el final de la historia de Carlos de Orleans no fue feliz. Por desgracia, su amada falleció entre el 1430 y el 1435, mientras que el Duque no fue liberado hasta 1440, impidiendo que pudieran reencontrarse.

Poemas románticos

Junto con las cartas románticas, los poemas también son una forma de manifestarse el amor en estas fechas. Pero, al igual que en el caso del Duque Carlos de Orleans, también hubo un precursor en este campo. En este caso hablamos de Geoffrey Chaucer, quien en Parlamento de las aves hacía una referencia al significado del día de San Valentín como una jornada muy especial para los enamorados.

Y, al igual que en la carta de Carlos de Orleans, la referencia es breve pero desde luego dio comienzo a una tradición muy importante. Los versos a los que nos referimos son los siguientes: “Esto sucedió en el día de san Valentín, cuando todas las aves iban allí a escoger su pareja.” Como curiosidad cabe destacar que con el cambio que trajo el Calendario Gregoriano en 1582, la jornada a la que se refería Chaucer no era el 14 de febrero, sino el día 23, fecha en la que Inglaterra asistía al regreso de aves que pronto empezaban a buscar compañía para llenar sus nidos.

¿Quién fue San Valentín?

Ya sabemos quién fue el precursor de los poemas para celebrar San Valentín, quién el primero en redactar una carta para decir a la persona amada cuánto se la quiere. Pero, ¿quién fue este santo que tanto amor ha repartido por el mundo? ¿Qué historia se esconde detrás de esta jornada que inspiró la popular canción que abría este texto?

Hay que retroceder hasta el S.III, época en la que el emperador Claudio II prohibió el matrimonio entre los jóvenes cristianos, ya que entendía que la vida familiar no facilitaba la inserción militar. Decisión a la que se opuso el sacerdote que a la postre pasaría a la historia como San Valentín. Esta postura terminaría por llevar al religioso a la cárcel para, posteriormente, ser ejecutado.

La leyenda también nos cuenta que el oficial encargado de capturarlo quiso poner a prueba su fe y le pidió que devolviera la vista a su hija ciega. Milagro que San Valentín consiguió, haciendo que este militar se convirtiese al cristianismo junto a su familia. Tampoco hubo final en esta historia ya que fue imposible evitar el martirio del entonces sacerdote.

¿Qué te han parecido nuestras historias de San Valentín? Si de repente te sientes contagiado por el espíritu de estas fechas y quieres dar rienda suelta en forma de carta de amor, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro artículo donde te enseñamos cómo deben ser estas epístolas. O, si prefieres un poema, también te recordamos las claves para redactar los versos más románticos.

¡Feliz San Valentín!

[Total:2    Promedio:5/5]
Publicado en Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *