Factores a tener en cuenta para elegir editorial

editorial libros

 

Si tienes un proyecto literario que quieres publicar tendrás que buscar editorial para sacarlo adelante u optar por la autopublicación a través de una plataforma automatizada o por medio de una imprenta. Sin embargo, para hacerlo con criterios de calidad y tener un buen posicionamiento en el mercado en cuanto a distribución lo mejor es siempre hacerlo a través de una editorial de libros.

En nuestro caso te vamos a dar la visión de una editorial en Andalucía como la nuestra, pero intentando ser objetivos.

Hoy en día existen muchas opciones, la mayoría de ellas requerirá una inversión por parte del autor, aunque también es posible, aunque más complicado, conseguir una edición tradicional. Vamos a analizar los factores a tener en cuenta para elegir editorial de libros.

Tipo de editorial

Hay básicamente dos tipos de editorial de libros, la editorial tradicional y la editorial de autoedición. Las editoriales tradicionales son aquellas que realizan toda la inversión para poner la obra literaria en el mercado y pagan al escritor un porcentaje de lo recaudado por las ventas del libro. Este porcentaje normalmente suele ser del 10% de los beneficios. Es decir, para ganar dinero por este sistema hay que vender muchos libros.

Hay proyectos, sobre todo aquellos que se prevén exitosos, que también conllevan un adelanto monetario.

En cuanto a las conocidas como editoriales de autoedición hay que dividir el concepto. Podemos hablar de una autoedición cuidada o edición bajo demanda, es decir, aquellas que exigen al autor cubrir un presupuesto y facilitan todos los servicios profesionales de cualquier editorial tradicional. Es decir, es autoedición porque requiere una autofinanciación de la obra, pero funciona como una editorial tradicional en todo lo demás con corrección, maquetación, registro legal, diseño de cubierta, impresión, servicios de marketing y comunicación…

El nuevo concepto para esto es edición bajo demanda porque por otro lado existe un buen número de empresas de autoedición que en realidad son imprentas camufladas que a priori te dan unas tarifas de precios por número de ejemplares y páginas sin tener en cuenta la obra literaria y sus necesidades específicas.

 

Corrección sí o sí

Una editorial debe ofrecer servicio de corrección ortotipográfica profesional. Esto debe ser obligatorio para garantizar que la obra sale “limpia”, es decir, sin incorrecciones. Además, debes poner en duda aquellos servicios que ofrecen corrección sin coste añadido, ya que el pago de este servicio suele ser caro, puesto que requiere un profesional de la corrección y la dedicación de tiempo.

Además, insistimos en lo de profesional, debe ser una persona que además de tener formación filológica, esté al día de las novedades gramaticales y que sepa realizar una lectura técnica de la obra.

 

Atracción de las cubiertas

El diseño de cubiertas vende libros o, al menos, una portada atractiva hace que el lector se sienta interesado, coja ese libro y al menos lea la reseña. Por lo tanto, estamos hablando ya de dos armas importante, en primer lugar el diseño de la portada y, en segundo lugar, la redacción de la sinopsis de la contraportada. Para ver las tendencias de cada editorial solo tienes que pasarte por su web, ver sus cubiertas y leer sus sinopsis.

 

Necesidad de marketing

Una editorial de libros, sea tradicional o de autoedición, debe darle visibilidad a tu libro. Es verdad que el éxito de las acciones de marketing dependerán en gran medida de la calidad de la obra literaria y de que el autor acompañe en esa labor con todo el don de gentes y los contactos que pueda sumar. Con un mal libro será muy difícil destacar por muchas acciones que se emprendan y si el autor no colabora sucederá lo mismo.

Lo mínimo que una editorial de libros debería ofrecerte es diseño de material promocional, organización de presentación o presentaciones, campaña de difusión en medios de comunicación, promoción en redes sociales, envío de ejemplares de muestra a periodistas y blogs, iniciativas como sorteos, promociones de descuento, campañas de mailing junto a presencias en ferias del libro. Además, lo ideal es no limitarse al lanzamiento del libro, sino alargarlo un poco en el tiempo.

 

Redes sociales

Para vender libros, antes de nada, hay que estar presente en las librerías y en las principales plataformas de venta de libros. Sin embargo, cada vez es más importante estar en las redes sociales e incluso redes como Facebook ya permiten la venta directa a través de sus páginas. Es importante que también las editoriales muevan sus libros en las redes sociales.

Si miras las cuentas de las editoriales es importante saber que lo más importante no es el número de seguidores que estas tengan, sino la interacción que generen sus publicaciones. De poco sirve tener 100.000 seguidores si cuando publican algo consigue muy pocos “me gusta”. Busca que además de mostrar sus libros, se generen conversaciones con lectores y que tengan compartidos.

 

Canales de venta

El principal punto de venta de libros sigue siendo la librería. Pero una editorial debe ofrecerte también la venta del libro en plataformas digitales como Amazon, Casa del Libro, Fnac, además de en tiendas internacionales. Es también interesante que la propia editorial tenga tienda en su web para aprovechar las visitas que puedan entrar en ellas y que además se conecte con las redes sociales.

 

Catálogo de libros de la editorial

Hay editoriales que se especializan en géneros concretos, otras que optan por un perfil determinado de autor y las que admiten todo tipo de géneros. Es importante tener en cuenta esto a la hora de enviar un manuscrito porque si envías a una novela negra a una editorial que solo publica ensayo es como no enviarlo. Busca editoriales que trabajen tu género literario y que tengan alguna publicación de perfiles como el tuyo.

 

Informe de lectura

Se ha extendido mucho en el mundillo de los escritores aquello de que cuando se manda un manuscrito a una editorial la única respuesta es el silencio. Eso ha sido muy habitual en el mundillo de las editoriales tradicionales. En cuanto a las editoriales de autoedición sucede todo lo contrario. Responden, pero en muchos casos no leen la obra, dicen que sí tienen interés en publicar el libro ocupándose un comercial de ofrecer el presupuesto de publicación con bastante celeridad.

Nosotros creemos que lo mejor no es ni un caso ni el otro. Si una editorial de libros tradicional no está interesada, si no acepta manuscritos o está colapsada de obras, simplemente con un mail de respuesta evitaría el desazón del autor. Asimismo, aunque el libro que se publique sea de autoedición, un editor debería conocer cada obra que publica. Lo ideal siempre es leer el manuscrito y emitir un informe de lectura, esto dice de la editorial que es sensible con el trabajo del escritor y que tiene unas pautas sobre lo que es publicable y lo que no.

 

Relación personal con el editor

Muchas editoriales de autoedición delegan el contacto con el autor en comerciales o los limitan al correo electrónico. En cualquier editorial, de todo tipo, es importante tener una confianza basada en un trato personal con el editor. No entendemos aquello de que un escritor no hable nunca, ni siquiera por teléfono, con el escritor.

Lo ideal es que pueda existir una relación fluida e incluso que el autor pueda visitar la editorial y pueda conocer el equipo que va a trabajar con su libro. Esto humaniza el proceso y fortalece los lazos entre escritor y equipo editorial, que debe ser una familia que empuje en la misma dirección.

 

Experiencia

Editoriales de libros han surgido muchas en los últimos años. Y no te vamos a decir que no le des una oportunidad a una editorial que comienza. Eso sí, el rodaje hace mucho en una editorial, sino es de la empresa como tal, sí en el equipo que trabaja en ella. Un factor que te puede ayudar a decidir sobre qué editorial elegir es este. Puedes, por ejemplo, ver el número de títulos que saca al año. Ojo, tan negativo puede ser tener un número muy bajo de libros como muy alto, ya que el libro no debe ser algo que se produzca en masa.

 

Ante todo, ser claro

Nosotros no vamos a venderte directamente nuestro sistema de editorial de libros como el único y el mejor. Creemos que todo sistema de publicación de un libro es lícito si el autor conoce claramente las circunstancias y condiciones a las que se enfrenta. Por eso, la característica principal que debe tener cualquier servicio es la claridad para que después no haya malentendidos.

Por lo tanto, intenta conseguir antes de firmar cualquier contrato toda la información necesaria para que tu servicio esté garantizado. Por supuesto, si tienes alguna consulta o necesitas más información, puedes comentar este post o contactarnos a través de las redes sociales.

 

 

¿Te ha gustado este artículo?
[Total:3    Promedio:3.7/5]

 

Publicado en Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *