fbpx

¿Qué precio poner a mi libro? Factores que no debes pasar por alto

Margen de ganancias de un libro

La misión de todo autor no es solo publicar su obra, una vez que este proyecto se ha hecho realidad toca vender ejemplares. Pensar en recuperar la inversión es un punto que seguro tienes en cuenta y para ello te habrás hecho la pregunta, “¿Qué precio poner a mi libro? A priori, podrías pensar que un coste más barato sería lo ideal ya que sería un reclamo para los lectores al poder adquirir un producto más barato.

Pero, no te olvides de que en primer lugar hay que asegurar beneficios sobre el coste de producción, ya que el imprimir tu libro ya supone una inversión para ti, o para la editorial. Vale, nos vamos al otro extremo, subimos el precio para tener unas ganancias que aumenten nuestra caja de caudales. Pero, ¿de verdad inflar estos números garantiza ventas? Obviamente encontrar el equilibrio entre un punto y otro es fundamental, y para ello no son pocos los factores que vas a tener que en cuenta.

Factores que determinan el precio de un libro

Son varios los factores que determinan el precio de un libro, desde el número de páginas, hasta las características de las mismas (si hay presencia de ilustraciones o color), o si está enfocado al gran público o a un nicho del mismo. Por supuesto, la opinión del autor también será un pilar fundamental a la hora de definirlo.

¿Qué precio poner a mi libro? La negociación con la editorial tendrá en cuenta varios factores, como los mencionados,  o  los derechos de autor, hasta incluso el salario de las personas que trabajan en el sello donde hayas decidido publicar. Veamos cuáles son algunos de ellos:

Número de páginas

La cantidad de páginas que tenga tu libro determinará gran parte del coste de producción. Obviamente, a mayor cantidad de estas, más cara será imprimir tu obra, y esta “inversión” repercutirá sobre el precio de venta final para al menos, cubrir con estos gastos es el primer objetivo, y no solo recuperarlos, sino también sacar beneficio.

Elementos que afectan en el cálculo

El coste de producción no solo lo decide el número de páginas, también otros elementos dentro del libro. Por ejemplo, será más caro imprimir una obra que esté formada por varias ilustraciones o con elementos en color, que simplemente apostar por letras en blanco y negro. Del mismo modo, una edición en tapa dura será más costosa que una rústica.

  • Tapa dura o tapa blanda
  • Ilustraciones a colores
  • Solapa

Esto, unido al número de páginas, te indicará cuál es el coste de producción del libro.

Derechos de autor: Porcentaje de ganancias a repartir

Otro de los factores más importantes es el de los derechos de autor, ya que es el que va a marcar los beneficios que te lleves del libro. En editoriales tradicionales este porcentaje es del 10%, sin embargo en otros sellos de autopublicación puede ascender hasta el 40% para garantizar que el autor recupere la inversión realizada en este proyecto. Sin embargo, recuerda, que este tanto por ciento se calculará después de suprimir otras variables que entrarán en juego dentro del precio. Por ejemplo, las comisiones del canal de distribución a través del que se haya realizado la venta, ya sea una librería, Amazon o una cadena como Casa del Libro. Y este es solo el primer “reparto” sobre los beneficios que se realizan.

Una vez la editorial haya revisado tu proyecto y haya tenido en cuenta las características del mismo, empezará una negociación contigo para definir el precio de venta de tu libro. Es el momento de darte la clave que lo decidirá todo: el escandallo.

¿Qué es el escandallo editorial?

Escandallo editorial

Podríamos definir el escandallo editorial como la herramienta más habitual en los sellos para calcular el precio de venta de un libro. Se trata de una serie de cálculos que en cuenta varios factores para decidir a qué precio debe comprarse una obra para que esta sea rentable, una vez se sabe cuánto cuesta publicar este título, cuánto se llevan los distribuidores y, lo más importante, una estimación de las ganancias que pueden obtenerse.

Veamos qué factores influyen en este punto:

  • Costes Fijos: Pactados con la editorial y que no sufrirán alteración durante el proceso de publicación. Por ejemplo, el cálculo de cuánto costará imprimir tu libro al tener en cuenta el número de páginas, presencia de ilustraciones, posible color, etc. Son aspectos que no van a verse cambiados.
  • Costes variables: Se refieren a posibles cambios durante la vida del libro, como por ejemplo, un gasto relacionado con una nueva acción de marketing. O por ejemplo, si apuestas por dos ediciones para tu obra: una rústica y otra en tapa dura.

Esta es solo una diferenciación de los tipos de coste que pueden explicar fluctuaciones en el escandallo editorial.

Otros factores que serán tenidos en cuenta son:

  • Si hay algún anticipo para el autor (y que la editorial quiera recuperar)
  • Si se va a invertir en acciones de marketing como el envío de ejemplares gratuitos
  • Posibles porcentajes de descuentos

El cálculo del precio para vender un libro varía según la editorial

Ten en cuenta que a al precio de tu libro hay que restar diversas partidas, y una vez hayan sido eliminadas, sobre este resultado podrás empezar a calcular tu beneficio. Recuerda que en función del tipo de editorial con el que publiques, tu porcentaje como autor será mayor o menor. Es posible que en este punto decidas que la propuesta del editor no es suficiente ya que querrías ganar más con cada venta.

Fórmula para calcular el precio de venta del libro en función de su público objetivo

¿Tu libro es de nicho, o se destina a una audiencia generalizada?  Teniendo esto en cuenta, la editorial decidirá un precio u otro. ¿Cómo lo hace? Es sencillo, multiplicando el coste de producción de una manera u otra. Por ejemplo, si se esperan grandes ventas, este gasto se multiplicará por un número menor ya que el retorno de inversión estará más garantizado que si se piensa en un público más reducido.

¿Qué precio poner a mi libro electrónico?

En el caso del libro electrónico desaparecen costes de producción tan elevados como los de impresión, algo que efectivamente redunda en el precio de venta final. Sin embargo, no quiere decir que no existan gastos relacionados con la edición de tu obra. Estas diferencias repercuten directamente sobre el escandallo, al tiempo que siguen presentes otros costes relacionados con el proceso de publicación.

Eso sí, seguirán presentes numerosas variables, como por ejemplo la corrección ortotipográfica y de estilo. También será necesario el diseño de una cubierta, así como una maquetación de estas páginas (en este caso pensadas para formatos digitales). Eso sí, que no existan ejemplares impresos no quiere decir que no existan costes de distribución.

Existen muchos distribuidores de libros electrónicos, para alojar tu obra en sus catálogos tendrás que pagar también algunas comisiones. Por ello, a la hora de definir el precio de tu título en formato digital será necesario, también, que calcules qué proyectes cuántas ventas podrán realizarse y si se esperan muchas, o si está más enfocado a un nicho del mercado. De esta forma, se podrá apostar por unos canales u otros.

Teniendo  en cuenta estos costes y la comisión del distribuidor, así como las posibles ventas que es capaz de generar tu libro electrónico y, de esta manera, sabrás el precio de venta de tu obra. De nuevo, tendrás que recalcular teniendo en cuenta los costes de producción, y comisiones, para que sepas el beneficio que te pertenece como autor.

Lectura recomendada: 5 acciones para aumentar las ventas de tu libro como escritor

 

 

 

Publicado en Blog, Publicar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *