Y los sueños, para otoño

Quien me conoce sabe que desde que el frío empieza a entrar por la ventana, mi rostro se vuelve luz y el alma, salta con ganas. Y es que los sueños se cumplen en otoño, como encontrar el amor, como arreglar el corazón, como el día en que se anuncia de tu libro la publicación, como volver a empezar porque no te queda más opción. 

Y es que por muy mal que lo veas todo, por muy absurdo o ridículo que parezca, todo nace de una emoción, seguirla o no, es una aventura más que una elección.

Publicado en Blogs de autores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *