fbpx

Es tarde

Me mordí la lengua por no gritar,

ahora la garganta se ahoga;

ya es tarde, lo sé, lo siento,

es tarde para continuar…

y, quizás, no es que lo sea,

es que no quiero.

Forcé el silencio en las palabras;

luché contra el corazón

por que no llorara;

calmé las aguas

cuando éstas, en su tormenta,

estaban más que desbordadas.

No me pidas que hable ahora,

en esta tarde en calma;

ya el corazón se ha marchitado,

ya se ha cerrado la garganta.

Publicado en Blogs de autores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.