Qué personajes deben estar presentes en una novela

Listado de personajes que deben estar presentes en una novela

¿Quién dijo que escribir fuera fácil? ¿Qué persona se atrevió a decir que un género es más sencillo de desarrollar que otro? Aquellos que apuestan por la poesía se enfrentan a la difícil labor de rimar según el tipo de estrofa que ha elegido, o de ser capaz de transmitir los sentimientos que desea a través de sus versos. Si la elección es una obra teatral, hay que tratar de dar sentido a los diálogos y hacerlos lo más realistas, a la par que dar indicaciones a los actores que podrían representar estas páginas.

¿Y qué hay de la novela? Podría pensarse que imaginar una historia y estructurarla basta para poder sacar adelante esta obra. Sin embargo, hay que tener en cuenta qué personajes van a formar parte de esta aventura, o desventura según el caso. ¿Cuáles son los imprescindibles? ¿Qué miembros del elenco deben tenerse en cuenta?

En esta ocasión repasamos la lista de personajes que podrías encontrar en una novela y cuáles de ellos no deben faltar nunca a la hora de escribirla. Si estás atascado en el proceso de redacción de estas páginas, no está de más realizar este repaso para poder ir estructurando esta historia en torno a la lista de miembros de un reparto que terminará por conformar la obra de tus sueños.

Personajes imprescindibles

Como ya hemos dicho, no todos los personajes en una novela tienen el mismo peso ni todos tienen por qué estar. Pero desde luego, en esta lista, encontrarás a los imprescindibles:

  1. 1.- Protagonistas
  2. 2.- Antagonistas
  3. 3.- Secundarios
  4. 4.- Personajes en tercer plano

Protagonistas.

Sin protagonista no hay novela

Alguien debe ser la estrella de la novela, el personaje en torno al que ha de girar todo y sobre el que se vaya desarrollando la historia que se narre en las páginas de la obra. Dicho de forma rápida, sin un protagonista va a ser muy difícil desarrollar una historia.

Puede haber uno, o varios, pero cuidado con incluir demasiados protagonistas ya que podría causarse un caos en la mente del lector. Si optas por incluir varios de ellos, recuerda incluir un glosario al que acudir en caso de confusión.

Antagonistas.

Si existe un protagonista, ése debe encontrar su contrapunto, aquella persona que confronte con los ideales de éste. A menudo se tiende a confundir al antagonista con el villano, pero no tiene que ser siempre así.

Es más, en algunos casos hemos visto cómo un villano ha protagonizado una historia, caso de Dracula o en El talento de Mr. Ripley. Recuerda siempre que debe ser el contrapunto, no un antónimo. Quizás compartan ideales antagonista y protagonista, pero, ¿utilizarán los mismos medios para alcanzar estas metas?

Secundarios.

En un primer plano encontramos a protagonistas, en el segundo nos encontramos, obviamente, a los secundarios. En este caso existe también un extenso catálogo de este tipo de personajes:

Ayudantes del héroe. El Sancho Panza del protagonista, aquel sin el cual el héroe no sería capaz de alcanzar su meta, pero que no alcanza a tener su importancia.

Secuaces del villano. Si el héroe puede tener ayuda, ¿por qué el villano no iba a poder tener esta colaboración? Estos personajes ayudarán a que el personaje que busque el mal obtenga su meta. En ocasiones pueden cambiar de bando tras tener una revelación (al igual que puede realizarse el camino en sentido contrario).

Personajes en tercer plano.

Poca o ninguna importancia tienen dentro de la historia. Su paso por la misma es casi intrascendente y su presencia efímera. Quizás un herrero que venda su arma al héroe, un tendero que termine asesinado por el villano. Mero relleno en una trama que sobrepasa, y con creces, su importancia en la misma.

Cómo armar un personaje

Cómo construir los personajes de tu novela

¿Ya tienes clara la lista de personajes que integrarán tu novela? ¿Has definido aquellos que serán los importantes y cuántos de ellos quieres? ¡Excelente! Ahora viene la parte complicada, sí, como lo lees. Ahora toca darles forma y armarlos. Para ello debes tener en cuenta una serie de factores que te ayudarán en esta misión:

–  Descripción física. Lo primero es pensar qué aspecto queremos dar a los personajes de nuestra novela. Ya sea para que el lector imagine en su cabeza a las personas que van encontrándose en la obra o para que el ilustrador pueda crearlos, no debe faltar una descripción detallada del físico de estos actores.

De nuevo, la importancia del personaje en la trama servirá para desarrollar más o menos esta descripción. Como es obvio, protagonistas y antagonistas supondrán una mayor inversión para que el lector pueda tener en mente su imagen ya que va a ser quien más tiempo pase junto a él a lo largo de estas páginas.

–  Descripción psicológica. Por supuesto, debajo de la piel de los personajes se oculta toda una psique que explica por qué actúan de un modo o de otro. ¿Algún trauma infantil? ¿Sienten pasión por alguien, es el amor lo que le motiva? ¿Qué educación recibieron en su momento? Piensa en todos estos elemento y te ayudará a pensar, con mayor acierto, el modo en el que el elenco de tu obra se comportaría frente a las situaciones a las que se enfrente.

Teniendo en cuenta ambos factores, pueden resultar dos tipos de personajes según la descripción que tengan en el libro (y la posterior evolución de la misma).

–  Personajes planos. Se corresponden a un estereotipo de personaje. Un buen ejemplo es el héroe justo que lucha por el bien y que triunfa por estar del lado de la ética, o por el contrario el villano que quiere ver el mundo arder e imponer su ley a todos.

Este tipo de personajes son más recomendados para armar historias ligeras o novelas infantiles y juveniles.

–  Personajes redondos. En este caso el personaje es mucho más profundo. En él no todo es blanco o negro, sino una gama de grises que puede ir cambiando a media que avanza la trama. Ésta es otra característica de estos integrantes del elenco, van evolucionando poco a poco y los sucesos de la historia que protagonizan los van cambiando.
¿Te hemos ayudado a construir los personajes que integrarás en tu novela? ¿Tienes alguna duda al respecto? ¡Puedes escribirnos para su resolución!

¿Quieres recibir artículos como este en tu e-mail?



 

[Total:2    Promedio:5/5]
Publicado en Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *