Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Antequera

Base

Nombre

Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Antequera

Descripción

Fue en 1943 y por iniciativa del entonces alcalde don Francisco Ruiz Ortega cuando se crea la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Antequera.

 

En los años sucesivos la Agrupación fue actuando de una manera decisiva para el sostenimiento de nuestra tradición religiosa. Sus logros fueron desde implantar en el año 1944 la primera cuestación pro Semana Santa en las iglesias, hasta hacer una postulación por las calles antequeranas o crear el primer cartel o implantar el primer pregón en el año 1950.

 

Precisamente en este mismo año de 1950 se produjo el primer relevo en la presidencia, pasando a hacerse cargo de la misma don Francisco Ruiz Burgos, que a su vez era el Primer Teniente de Alcalde de nuestro Ayuntamiento.

 

En 1952 y debido a problemas dentro del seno de la Junta Directiva comienza a producirse una crisis que se hará palpable e inevitable en 1953.

La Agrupación de Cofradías de Semana Santa, seguirá actuando pero evidentemente no con la misma fuerza que lo hiciera en su creación. Se organiza algún que otro pregón y cartel pero demasiado distanciados en el tiempo, lo que lleva en el año 1959 a la dimisión de su presidente don Francisco Ruiz Burgos, quedando así en este año disuelta.

 

En 1971 se organiza definitivamente, haciéndose cargo de la misma don Antonio García Cabello que la presidió hasta el año 1977.

 

Entre los logros que ha conseguido e implantado esta Agrupación de Cofradías, podemos destacar el Cartel anunciador de la Semana Santa de Antequera desde el año 1950, así como el Pregón en este mismo año. Además de postulaciones, cuestaciones, ayudas a otras instituciones benéficas, exposiciones, encuentros, conciertos… y otro sinfín de actividades que a lo largo de más de cincuenta años han ilustrado la vida antequerana de la segunda mitad del siglo XX. Tomando como núcleo y objetivo primordial la manifestación popular de la Semana Santa que suponen sus desfiles procesionales y su exponente máximo que son sus hermandades y cofradías penitenciales.


—Sus libros—